martes, 23 de agosto de 2016

LA ALCALDESA DE MADRID, MANUELA CARMENA, VISITA ACEBO

La Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, visita Acebo y se interesa por su patrimonio arquitectónico y por la artesanía del encaje de bolillos.


domingo, 7 de agosto de 2016

PRIMER ENCUENTRO DE ENCAJERAS DE ACEBO



Las imágenes hablan por sí mismas de un encuentro que congregó a buen número de asociaciones de encajeras de algunas poblaciones de España y que convirtieron por un día a Acebo en el demiurgo del mundo encajero peninsular.


































sábado, 6 de agosto de 2016

LAS FUENTES CELTAS DE CILLEROS

Cilleros es una de las localidades de Sierra de Gata en las que se puede constatar una mayor presencia de restos de los pueblos prerromanos que poblaron nuestra Comarca. Muestra de ella son el gran número de cabezas célticas que se conservan en esta villa; las cuales, en un buen número de casos, han sido reutilizadas para decorar los caños de algunas de las fuentes públicas que existen en esta población.
Tres de estas fuentes, las del Porquerizo y la del Matadero, conservan estrechas similitudes; las cuales nos pueden llevar a pensar que fueron diseñadas por una misma persona. Ambas fuentes son de construcción relativamente reciente, siglo XIX o principios del XX, pero en las tres se decidió reutilizar materiales de otras épocas que muy probablemente se encontraban abandonados en dicho término municipal.

FUENTES DEL PORQUERIZO

Ubicadas a los pies de la Sierra de Santa Olalla estas dos fuentes, muy próximas una de otra, conservan dos cabezas talladas en roca granítica cuyo diseño es muy similar al de las otras dos cabezas que se emplearon en la decoración de los caños de agua en la fuente del Matadero. 











FUENTE DEL MATADERO

Ubicada en un extremo del casco urbano esta fuente fue reformada hace varias décadas; pero aquellos que acometieron su reforma tuvieron la suficiente inteligencia de conservar sus dos cabezas pétreas. Una de ellas representa claramente el rostro de una persona que parece llevar un casco y la otra, bastante deteriorada por el erosión, hay quien quiere ver en ella reflejada la cabeza de una animal.






Estas tres fuentes son únicas en toda Sierra de Gata; ya que no se dan otras similares en ninguno de los diecinueve municipios de nuestra Comarca, por lo que enriquecen de una manera excepcional el patrimonio arquitectónico de esta serranía extremeña.

viernes, 29 de julio de 2016

LAS CABRAS DE LA CERVIGONA


                Antonio y Timoteo llevaban un par de horas andando desde que salieron de Acebo; atrás habían dejado el Pozo del Tío Borracho y el Regato Pedrero en un día que prometía ser de los más calurosos de un tórrido verano. A su llegada a las Fegas decidieron hacer un receso debajo de una imponente higuera que se encontraba a los pies del prado de la Monja; bajo su sombra se sentaron sobre dos magníficas piedras a la vez que sacaban de sus zurrones un trozo de pan y de tocino que les servirían de almuerzo.
                Antonio le ofreció su bota de vino a Timoteo después de haber bebido un buen trago. Mientras Timoteo alargaba su brazo para cogerla Antonio le preguntó:
-¿Sabes que significa Cervigona?
-No -respondió desinteresadamente Timoteo.
-Pues Cervigona significa refugio del ciervo; ya que la palabra viene del latín cervy, que significa ciervo, y del italiano gonna, que significa abrigo o refugio.
-Pues muy bien -fue toda la respuesta que le dio Timoteo a Antonio y que reflejaba el desinterés de éste por los asuntos culturales.
                Transcurrida una media hora reanudaron su marcha por intrincadas veredas, y caminos angostos, que serpenteaban las laderas de un monte pizarroso; a la vez que cruzaban una y mil veces el cauce de un río de aguas cristalinas. Al cabo de un buen rato llegaron a un imponente desfiladero conocido por el nombre de la librería; ya que la colocación caprichosa de las grandes lajas de pizarra simulaban los cantos de los libros de una inmensa y majestuosa librería. Fue en ese sitio donde Timoteo y Antonio decidieron preparar sus escopetas de caza con las que pretendían matar a unas diez o doce cabras salvajes que habitaban entre los acantilados de ese gran salto de agua que se conocía por el nombre de La Cervigona.


-Es curioso el origen es estas cabras, ¿Verdad?- Preguntó esta vez Timoteo a un concentrado Antonio.
-Realmente curioso –respondió Antonio. Es increíble que una cabra preñada se le pierda entre estos riscos a un pastor, y que éste no sea capaz de localizarla, y que con el paso del tiempo esa cabra para un macho y una hembra, y que transcurridos varios años se hayan reproducido entre ellas y hayan dado lugar a las diez o doce cabras actuales que nos han asegurado los pastores del pueblo que existen aquí.
-Pues sí, yo todavía no doy crédito –contestó un circunspecto Timoteo. Espero que no sea una broma de los del pueblo porque si no la vamos a tener.
                Antonio se levantó y con un gesto le indicó a Timoteo que reanudaban la marcha. Cuando llegaron a los pies de la catarata de agua iniciaron una lenta escalada sobre un terreno inestable y peligroso. A medio camino de su ascenso Antonio localizó a la primera cabra y con una señal de su mano se la enseñó a Timoteo, quien le respondió con una inmensa sonrisa. Al poco rato los cazadores comenzaron a disparar sus escopetas mientras las cabras caían abatidas una tras otra. Una vez cazados los doce ejemplares de los que habían hablado los pastores del pueblo, Timoteo y Antonio, las fueron sacando con una cuerda. Por medio de ésta las fueron izando a una zona en la que les esperaban unos vecinos de la población de Acebo con unas caballerías con las que las transportarían hasta ese pueblo. Al final de la dura jornada Antonio y Timoteo se encontraban exultantes entre los vecinos de esa población, quienes los consideraban unos héroes por la gesta que habían realizado ese día y que ninguno se había atrevido a llevar a cabo.
     

martes, 26 de julio de 2016

LA FUENTE FRÍA, Perales del Puerto


La Fuenfría o Fuente Fría y sus alrededores en Perales del Puerto debieron ser en su tiempo una zona de gran actividad agrícola y ganadera tal y como se desprende de los restos humanos que se conservan por todos lados.
En la misma Fuente Fría se puede observar un sillar de granito o dintel perfectamente labrado con un pequeño cuadrado recortado en el medio de la gélida roca. 






Sin embargo lo más interesante es la necrópolis que se halla un poco más arriba de la Fuente Fría, en el centro de una finca particular. En la misma se puede observar la tumba antropomorfa de un adulto y a su lado otra urna funeraria con forma rectangular en la que no se ha tallado la figura humana del fallecido.





En ese paraje selvático también podemos admirar el altar prehistórico que ya hemos tratado en este blog y que parece representar la cabeza de una serpiente, un anfibio o la cabeza de un lagarto.


Pero quizás uno de los elementos mejor conservados y más sorprendentes de esta recrópolis, que la hace única, es la la tumba antropomorfa de un niño. No hay otra igual en toda Sierra de Gata y eso que en la necrópolis del Castillo de Trevjo también aparecen algunas tumbas de algunos menores, pero que son de mayor tamaño que ésta.







Tumba antropomorfa de un recién nacido